Tiemblan los acosadores de ayer y hoy

DIARIO LEGISLATIVO 

Por PEDRO JIMÉNEZ RODRÍGUEZ

El éxito de la multitudinaria manifestación del domingo y el paro del lunes, para demandar atención de todos hacia las mujeres y los frutos ya se empiezan a ver, pues en todas partes las autoridades ya voltearán la vista y hacen compromisos de prevenir y atender cualquier acto de violencia en contra de las mujeres.

Por eso han empezado a sacar del closet a los acosadores, abusadores, violadores y golpeadores, quienes aprovechando el cargo que detentan en el gobierno cometen cotidianamente sus fechorías.

El caso más reciente es del delegado del ISSSTE en Michoacán, José Manuel Mireles Malverde, quien, acostumbrado a pasarse de listo, abusaba de su poder y hablaba mal de las damas que lo han enfrentado. La sanción que le aplicaron desde la secretaria de la Función Pública fue de risa, pues cinco días de inhabilitación no le hacen ni cosquillas, pero servirá de ejemplo para los que, como él, abusan de su poder.

Otro botón de muestra está en la Cámara de Diputados, donde inmediatamente después de que se informó sobre posibles hechos de abuso sexual en el servicio médico en contra de las chicas que prestan su servicio social, se tomaron medidas.

Le rescindieron el contrato al doctor que estaba al frente del servicio médico, quien fue denunciado por tres de las víctimas, a quienes se les asesoró jurídicamente para que acudieran a la Fiscalía Central de Investigación de Delitos Sexuales.

No cabe duda que estos son otros tiempos, pues viene a la memoria denuncias similares que en su momento se hicieron en la propia Cámara de Diputados, pero que no tuvieron repercusión alguna para los acosadores sexuales, quienes incluso hasta hoy siguen ocupando cargos de dirección en el Poder legislativo.

Nos referimos a la denuncia de acoso sexual que se presentó en contra de Norberto Carrasco, quien en esos tiempos era subdirector de comunicación de la bancada del PRD y su padrino, Jesús Zambrano, impidió que el asunto trascendiera y no llegará ante las autoridades; pero salió limpio, pues hoy el acusado es director de la agencia Notilegis, dependiente de la Coordinación de Comunicación Social de la Cámara de Diputados.

El otro caso es el del actual director de Resguardo y Seguridad del Senado, Fidel Ortiz, quien seguramente hoy anda con el Jesús en la boca, pues la denuncia que le hicieron cuando fue director operativo de Seguridad en la Cámara de Diputados, fue por acoso sexual a una jovencita que estaba bajo sus órdenes.

Su caso fue turnado a la Contraloría Interna, en donde se hizo la investigación respectiva, por tratarse de un empleado con mando.

Hasta donde se sabe, la denuncia llegó incluso ante el Ministerio Público, pero como eran otros tiempos y no se hacía mucho caso a las mujeres que eran violentadas, acosadas, en incluso asesinadas, bastaba con tener un buen padrino para salvar cualquier situación embarazosa.

Habrá que ver si no les reviven su expediente a los cientos de violadores que sienten que ya la libraron, pero que las víctimas no olvidan y hoy con tal activismo femenino podrían traerlos a la palestra.

EL PULSO.- Por cierto, tal parece que quedará en la nada la denuncia de espionaje que presentaron los senadores del PAN, pues ayer la Fiscalía General de la República entregó los resultados de su investigación y dijo que no encontró nada extraño en las oficinas azules, confirmando lo que desde el primer momento dijo el pastor de los Senadores de Morena, Ricardo Monreal Avila.

Alejim04@gmail.com

Abel Luna

Periodista con más de 42 años de trayectoria. Resportero, articulista, enviado, columnista y director de sitios web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: