Considerar los derechos de las personas con discapacidad y población indígena en la construcción de la Ley LGBTTTI, pide el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso capitalino

CDMX a 15 de marzo de 2021.- La agenda para los derechos de la población LGBTTTI debe incluir los temas de educación, salud, derechos laborales y las interseccionalidades de las personas con discapacidad y población indígena, expresó el diputado Temístocles Villanueva Ramos  (MORENA), presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la Ciudad de México.

 

Durante las mesa de trabajo virtual para el análisis y dictaminación de la Ley LGBTTT, el legislador local aseguró que a pesar de los avances importantes, el Congreso capitalino aún tiene un compromiso por cumplir para el derecho a la identidad de las personas trans menores de 18 años, por lo cual confió en que esto  pronto pueda subsanarse.

 

«Recibimos las observaciones referentes a las definiciones del glosario, en las que se adicionará la acepción adecuada de las personas no binarias. Tomamos en consideración lo que se ha vertido en la mesa sobre establecer de forma clara en el dictamen de ley y lo relativo a la identidad de género, expresión de género, así como los procesos correctivos de la diversidad sexual», afirmó el diputado Villanueva Ramos.

 

Adelantó que en coordinación con el Centro de Investigación “Diversidad e Incidencia”,  se elaborará un manual estratégico para el uso e implementación de esta ley. «Las leyes deben ser comprendidas por todas las personas; este ejercicio ayudará a vincular una ley con el conocimiento de cómo hacer exigibles nuestros derechos», acotó.

 

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez Hernández, coincidió con el diputado Temístocles Villanueva en la importancia de los parlamentos abiertos y los procesos colaborativos en la construcción de leyes.

 

Destacó como grandes aciertos de esta ley el reconocer la discriminación histórica hacia las comunidades de la diversidad sexual; el considerar a la identidad de género, las expresiones de género y la orientación sexual como elementos esenciales para el libre desarrollo de las personas; y el enfoque diferencial al no considerar a esta población como un grupo homogéneo.

 

Entre las aportaciones que hizo a esta iniciativa destaca la obligación de las autoridades (alcaldías, poderes y organismos autónomos) de respetar los derechos humanos de la población de la diversidad sexual y de género.

 

A nombre del Centro de Investigación “Diversidad e Incidencia”, Amado H. explicó que el objetivo de estas mesas de trabajos es robustecer la iniciativa, que pretende modelar las políticas públicas de la Ciudad de México, para satisfacer las necesidades de personas lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transgéneros, transexuales y de otras identidades no normativas y no binarias.

 

En su turno, Salvador Irys, director del  Festival Internacional por la Diversidad Sexual,  pidió considerar en esta ley el rescate de la historia del movimiento LGBT en la Ciudad de México, donde se gestó esta lucha a nivel nacional y la promoción de esta cultura.

 

Finalmente, entre las sugerencias vertidas en esta mesa de trabajo, se recomendó  utilizar el lenguaje incluyente y no binario en la redacción de esta ley, para visibilizar a otras personas e identidades no normativas ni binarias.  “Revisar cuidadosamente las definiciones de sexo y de género, así como la identidad de género”, puntualizó.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *