Nuevo virus deja seis muertos y 300 nuevos casos en China

El misterioso virus de la familia del SARS ya ha dejado seis muertos y casi 300 casos confirmados, según las autoridades chinas que tratan de contener el rápido avance de este nuevo patógeno que se contagia entre humanos y ya ha llegado a varios países asiáticos.

El virus, que se propaga desde hace un mes, ya ha causado la muerte de seis personas, indicó el alcalde de la ciudad de Wuhan (centro), al anunciar este martes dos nuevos decesos.

En total, 258 personas fueron contaminadas por el virus en Wuhan, ciudad donde surgió el virus, de las cuales 227 siguen bajo tratamiento, declaró a la televisión el alcalde de la localidad, Zhou Xianwang.

Asimismo, la Comisión Nacional de Salud china confirmó 77 nuevos casos, con lo que ya son 291 las personas que han contraído el nuevo cornarivus de la familia del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), aunque otras 922 se encuentran en observación,

Más de un mes después de su aparición en un mercado de la ciudad de Wuhan (centro), se reportaron casos en otros tres países asiáticos: Japón, Corea del Sur y Tailandia.

El martes la red australiana de TV ABC informó que un hombre que viajó recientemente a China estaba aislado en su residencia en la ciudad de Brisbane con síntomas de la enfermedad, mientras se aguardan los resultados de los exámenes.

Asimismo, las autoridades sanitarias filipinas anunciaron que aguardan los resultados de los análisis de muestras enviadas a un laboratorio en Australia para confirmar el caso de un niño de 5 años que llegó al país procedente de Wuhan, con síntomas de la enfermedad.

El martes, Zhong Nanshan, renombrado científico de la Comisión Nacional de Salud china, anunció que se “confirma” el contagio entre humanos.

La posibilidad del contagio había sido mencionada en días recientes y la confirmación consolida la creciente preocupación con la propagación de los casos.

Zhong había ayudado a evaluar la magnitud de la epidemia del SRAS en 2002-2003. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), de un total de 8.096 casos, 774 habían muerto en todo el mundo (349 en China continental y 299 en Hong Kong).

Creciente preocupación

La rápida propagación del virus inquieta a las autoridades chinas, pues coincide con el Año Nuevo Lunar, en el que cientos de millones de personas viajan para pasar las fiestas en familia.

Ante la gravedad de la situación, la OMS convocó al comité de emergencia para discutir la propagación de este virus.

El grupo de la OMS se reunirá en Ginebra el miércoles para decidir si clasifica el brote como “una emergencia de salud pública de alcance internacional”, lo que suele activarse en caso de epidemias muy graves.

El presidente chino, Xi Jinping, dijo la víspera que el nuevo virus debe ser “absolutamente detenido”.

“La seguridad de la vida de la gente y su salud física tienen que ser prioridad”, señaló en declaraciones en la televisión estatal CCTV.

Medidas de detección

Se cree que un mercado de mariscos es el centro del brote en la ciudad de Wuhan, pero las autoridades de salud informaron que identificaron pacientes que no tenían antecedentes de contacto con ese centro comercial.

Los científicos del Centro MRC para el Análisis Global de Enfermedades Infecciosas en el Imperial College de Londres advirtieron en un artículo publicado el viernes que el número de casos probablemente se acercaría a 1.700, muy por encima del número anunciado oficialmente.

El vicealcalde de Wuhan, Chen Xiexin, dijo al canal de televisión estatal CCTV el fin de semana que se instalaron termómetros infrarrojos en aeropuertos, estaciones de ferrocarril y estaciones de autobuses en toda la ciudad, importante nudo de conexiones del país.

Chen dijo que se registraron pasajeros con fiebre, a quienes se les dio máscaras y trasladó a instituciones médicas. De acuerdo con CCTV, ya se han llevado a cabo cerca de 300 mil pruebas de temperatura corporal.

En Corea del Sur, el Centro Coreano de Control y Prevención de Enfermedades (KCDC) informó el lunes que una mujer china de 35 años de edad procedente de Wuhan dio positivo al nuevo cornavirus.

De acuerdo con las informaciones, esa mujer ya había acudido a un hospital en Wuhan con síntomas parecidos al de un resfrío. Luego de recibir medicación, abordó un avión en Wuhan rumbo a la ciudad Seúl, donde aterrizó en el aeropuerto de Incheon. De inmediato, fue puesta en cuarentena.

De su lado, las autoridades de Hong Kong han intensificado las medidas de detección, incluidos los rigurosos puntos de control de temperatura para los viajeros que llegan de China continental.

Estados Unidos anunció el viernes que fiscalizará vuelos directos que lleguen desde Wuhan a los aeropuertos de San Francisco y al JFK de Nueva York.

Tailandia, en tanto, informó que ya estaba revisando a los pasajeros que llegaban a Bangkok, Chiang Mai y Phuket, y que pronto introduciría controles similares en el balneario de Krabi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: