Una solución ideal para mitigar el cambio climático es mantener y proteger humedales: UNAM

CDMX, 5 de abril del 2021.- El valor de los humedales temporales o permanentemente inundados, además de ser estético, turístico o de esparcimiento, radica en que albergan una enorme diversidad biológica al ser el hábitat de plantas, invertebrados, peces, anfibios y aves; y son fundamentales para almacenar agua, recargar los mantos acuíferos, regular el clima y las inundaciones, así como para producir alimentos, concluyeron científicos de la UNAM.

En un reciente encuentro académico en línea en la UNAM, afirmaron que los ecosistemas costeros, en particular los manglares, brindan una variedad de servicios ambientales: sostienen gran parte de la producción pesquera y funcionan como barreras contra huracanes e intrusión salina; purifican el agua al absorber contaminantes y como fuente de agua dulce son esenciales para la vida en el planeta, además de ser una de las soluciones más factibles e idóneas para mitigar el cambio climático.

Juan Núñez Farfán, del Instituto de Ecología de la UNAM, refirió que el problema ambiental más importante que enfrenta la humanidad, el aumento de la temperatura global, debe mitigarse de alguna forma. Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y el uso de energías limpias, son algunas alternativas, pero también se debe incrementar la captura de carbono de la atmósfera. “Los humedales, y los manglares en particular, son una alternativa factible, menos onerosa y con una cascada de beneficios para la vida en el planeta y para el bienestar humano”, insistió.

Fernando Álvarez Noguera, del Instituto de Biología, estos ecosistemas tienen un papel fundamental, ya que son de los más importantes sumideros o reservorios de carbono, pero la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México, estima que los humedales desaparecen tres veces más rápido que los bosques.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *