El Ceprodac dará clase masiva de danza contemporánea en el vestíbulo del Auditorio Nacional

CDMX a 11 de febrero de 2020 (Maya Comunicación).- La Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), la alcaldía Miguel Hidalgo, por medio de su Coordinación de Convivencia y Cultura, y el Auditorio Nacional invitan a la acción masiva de Danza en multitud / El encuentro, el cual se llevará a cabo el 15 de febrero a las 9:00 horas en el vestíbulo del Auditorio Nacional, en el marco de los 250 años del natalicio de Ludwig van Beethoven.

Cuatro generaciones, cuatro elementos y un motivo musical: la Sinfonía no. 9 en Re menor, Op. 125 de Beethoven, se conjugarán para crear Danza en multitud, acción masiva de danza contemporánea. Las y los bailarines del elenco del Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac) del INBAL serán los facilitadores de esta experiencia sensible que busca acercar a niñas, niños, jóvenes, adultos y adultos mayores al arte del cuerpo en movimiento, con la participación de estudiantes de las escuelas Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello y de Iniciación Artística no. 4, ambas pertenecientes al Instituto.

El director artístico del Ceprodac, Marco Antonio Silva, refirió en entrevista que esta acción tiene como objetivo hacer contacto con las emociones de los asistentes, “que se miren entre ellos y a la danza contemporánea como canal de expresión”.

Para conectar con las emociones de las cuatro generaciones invitadas a participar (nietas y nietos, hijas e hijos, madres y padres, y abuelas y abuelos) se tomarán como base los cuatro elementos: aire, tierra, agua y fuego.

Al ritmo de percusiones latinoamericanas que ejecutarán las agrupaciones Longe do Mar, bajo la dirección de Rosalinda Pérez Falconi; Caboclo World Music, de Santiago Reyes Buck, y Batalá, de Adrián Sánchez, se realizarán los movimientos de danza contemporánea que permitirán recrear las figuras de los elementos.

“El aire es el elemento que nos mantiene vivos. Un bebé lo primero que hace es respirar; es el primer contacto con la vida. Este elemento vital será el punto de partida”, dijo el director artístico del Ceprodac.

“Después vendrá la tierra: el suelo que pisamos. La Madre Tierra es el espacio que nos sostiene. El agua es la unión de los opuestos: arriba-abajo, derecha-izquierda, hombre-mujer, blanco-negro, positivo-negativo; es el movimiento continuo, la fluidez. El agua encuentra los caminos para llegar a los lugares que tiene que llegar o busca nuevos cauces para distribuirse”, señaló.

“Por último, el fuego es el elemento catalizador, el que transforma, del que resurge el Ave Fénix. Con esos cuatro elementos se invita al público desde los cinco años de edad hasta adultos mayores a que exploren esas posibilidades a través de movimientos de danza contemporánea”.

Agregó que 10 bailarines del Ceprodac que realizan una residencia artística gracias a una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) compartirán un código de movimientos: “Por ejemplo, el aire se realizará con inhalaciones y exhalaciones. Otro será que mientras los brazos suben para tratar de tocar el cielo, al bajar tocan la tierra. De la respiración se pasará al lugar donde estamos parados, que también es un proceso natural. Primero un niño respira al nacer, después gatea, luego camina, corre y salta”.

Las y los bailarines marcarán la pauta del movimiento que permita que la gente haga contacto con cada elemento y entre ellos, ya que estarán compartiendo el mismo tiempo y espacio.

El cierre de la acción masiva, que tendrá una duración aproximada de 40 minutos, será con un fragmento de la Oda a la Alegría, cuarto movimiento de la Novena sinfonía de Beethoven, “una vez que el público haya establecido contacto entre sí y entendido que, etimológicamente, la palabra alegría significa movimiento o transformación, además de rendir homenaje al compositor en el 250 aniversario de su natalicio.

“El mundo cambia cuando dos se miran y se reconocen”, dijo Marco Antonio Silva citando una frase del poema Piedra de sol de Octavio Paz. “Queremos que la gente se mire entre ella, mire la danza y reconozca a la danza contemporánea como canal de expresión”.

Finalmente, invitó a niñas, niños, jóvenes, adultos y adultos mayores a participar y vivir esta gran aventura, por lo que sugirió que las y los interesados lleven ropa y zapatos cómodos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: