Gobierno Morenista salió bueno para prometer; incapaz para solucionar: Marko Cortés

CDMX a 16 de enero de 2020 (Maya Comunicación).- El gobierno Morenista salió bueno para prometer e incapaz para solucionar, tiene una imaginación fértil para hacer promesas e inventarse enemigos, pero carece de lógica para encontrar soluciones racionales, medibles y sustentables, afirmó el presidente del PAN, Marko Cortés Mendoza, quien demandó que comience el gobierno y cese la propaganda.

 En el marco de la reunión ordinaria de Dirigentes Estatales, destacó que tenemos un gobierno sin palabra, que un día cancela los servicios y cobertura del Seguro Popular, que comienza a cobrar mucho más por los servicios médicos y al día siguiente dice que les regresará el dinero a los que se les haya cobrado, un día posterior señalan que en el 2020 los servicios médicos públicos seguirán siendo gratuitos y en menos de 24 horas se echa para atrás, al decir que se tardará 5 años para cumplir, lo cual, demuestra que no hay rumbo fijo, ni dirección, y que lo avanzado en el sistema de salud a través del Seguro Popular va completamente a la deriva.

 Tenemos un gobierno de puras buenas intenciones, de muchas promesas incumplidas, ejemplificó: ofrecieron bajar el precio de las gasolinas y combustibles y no lo hicieron, propusieron desaparecer el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) y ahora, cuando tienen el poder, la mayoría en Cámara  de Diputados y de Senadores y no necesitan de nadie para hacerlo, simplemente ignoran sus compromisos.

 Prometió vender el avión presidencial, no solo no lo vendieron, sino que nos costó carísimo a todos los mexicanos tenerlo parado en los Estados Unidos y nos sigue costando igual su mantenimiento y arrendamiento como si estuviera en uso.

 El Presidente Nacional panista destacó que en lugar de resolver los problemas reales que afectan a la gente de carne y hueso, el gobierno inventa enemigos ideológicos y problemas ficticios imposibles de resolver porque no existen.

 Hay, dijo, problemas concretos ante los cuales están de brazos cruzados: el alarmante crecimiento de la violencia y la impunidad, que convirtieron el 2019 en el año más violento del siglo, la paralización de la economía que dejó sin trabajo a más de 350 mil personas, el miedo de la gente a perder sus empleos y el dolor de no tener qué llevarles de comer a sus hijos.

 En lugar de resolver los problemas concretos de la gente real, todo el aparato del gobierno está ocupado en centralizar el poder en una sola persona, el Presidente de la República, para pasar de ahí al culto a la personalidad, como ocurre en el espectáculo montado todos los días en la mañana.

 Cortés Mendoza indicó que los mexicanos comienzan a perder la paciencia, ya urge que cese la propaganda y que se vean los resultados. No hay nadie, ningún organismo especializado, que le compre al gobierno su promesa de crecer en 2020 al 2.5 por ciento, por ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: