Pese a pandemia de coronavirus, la biblioteca Vasconcelos se mantiene en pie

CDMX a 21 de marzo de 2020 (Maya Comunicación).- Sin importar la histeria colectiva que se vive en la ciudad, generada por la pandemia de coronavirus COVID-19, gran parte de los capitalinos se ha refugiado en los pasillos de una de las bibliotecas más grandes de la ciudad.

La biblioteca Vasconcelos es uno de los pocos lugares en la ciudad que aun se mantiene con un flujo abundante de personas.

“Desde que comenzó la pandemia, hemos visto más personas es por eso que reforzamos la seguridad sanitaria para los usuarios”, comenta personal de seguridad.

A lo largo de sus 7 pisos, la biblioteca alberga a estudiantes, padres de familia que buscan algún tipo de distractor para sus pequeños, parejas que esperan encontrar un poco de paz ante la situación caótica que atraviesa la ciudad.

Son más las personas que buscan un escape de esta realidad, adentrándose en las historias maravillosas de Gabriel García o Juan Rulfo, las batallas en el desierto de José Emilio Pacheco traen recuerdos de aquel México menos problemático y donde los días y la vida era más simple.

“Paso más tiempo en la biblioteca que en mi casa, me siento más seguro aquí”, dice Stéphane estudiante de intercambio proveniente de Francia, después de llevar 8 meses viviendo en la capital los problemas por los que atraviesa la nación europea no son ajenos para él.

“Me gustaría poder estar con mi madre y poder abrazar a mi novia, pero desde que esta crisis nos invadió mi vida cambio”, todos los días en punto de las 14 horas visita la biblioteca para realizar una video llamada a Christine su madre.

Tan lejos y a la vez tan cerca, hijo y madre pueden verse, por un breve momento la realidad les es ajena.

Para otros como Jesús la biblioteca representa el único espacio seguro para estar con Andrea su hija menor de 6 años.

“Desde que me separe de mi esposa y haber perdido a mi madre, la única persona que le da sentido a mi vida es mi hija”, Jesús opta por estar en un ambiente sano en donde su hija no esté expuesta a los sucesos del mundo de los adultos.

“Desde que suspendieron las clases y actividades extra curriculares, es difícil buscar una distracción para ella, ahora me resulta más fácil explicarle por qué el principito buscaba un amigo, a por que tanta gente esta muriendo en el mundo”, comenta Jesús.

El amor en los tiempos del COVID-19 se ve afectado por las normas de “sana distancia”, las parejas ya no se toman de las manos, es menos frecuente ver a los enamorados dándose un beso apasionado en plena calle, este es el año del enamoramiento encarnizado. Las parejas no tienen vida para nada distinto que no sea el COVID-19, no tienen tiempo de pensar en el otro los detalles románticos quedaron remplazados por los mensajes y video llamadas de whatsapp.

“Como una de las medidas preventivas, mi novio y yo decidimos no vernos durante el tiempo de cuarentena, vengo aquí todas las tardes, para hablar por video llamada con él”.

Así es como Estefanía vive ahora su relación, después de 4 años de noviazgo ella y su pareja han encontrado la forma de seguir juntos.

Los pasillos de la Vasconcelos ahora no son solo un lugar en donde los libros abunden, ante estos cambios la biblioteca se convirtió en un albergue para los habitantes de la CDMX.

Con las estimaciones del gobierno federal que refieren que a finales de marzo México pasará de un escenario de importación viral a dispersión comunitaria por la pandemia de la nueva cepa de coronavirus.

Para muchos esto representa un reto, pues según las estimaciones del sector salud un 70 por cientos de los mexicanos resultara infectado.

A unos metros de distancia, en una de las plazas comerciales concurridas de la ciudad Forum Buenavista, la realidad es otra los locales que normal mente se ven repletos de clientes, ahora están casi vacíos, el cine uno de los principales centros de entretenimiento ahora se ve vacío son pocas las personas que visitan la pasa en busca de alguna distracción que los obligue a dejar de pensar en el virus.

Sin ningún tipo de aviso por parte de las autoridades correspondientes, las actividades en bibliotecas, bares y plazas continúan, sin embargo, una cuarentena temporal podría aminorar el impacto del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: