Se consolida el primer Hospital Veterinario público de la CDMX

CDMX a 29 de febrero de 2020 (Noticias México).- Tal como el ave fénix, que resurge de las cenizas, el primer hospital público para mascotas de la CDMX, enclavado en la alcaldía de Iztapalapa, ha logrado levantarse y volver a consolidarse como una de las más solicitadas clínicas veterinarias en la capital del país.

Aunque el centro de salud animal permaneció en el ojo del huracán y en la incertidumbre durante varios meses, debido a las malas condiciones y precarización en los servicios médicos —incluso fue objeto de investigaciones por parte de la Contraloría General de la CDMX, por presuntos desvíos de dinero y actos de corrupción— en la actualidad atiende diariamente a decenas de mascotas.

Desde las 6:30 de la mañana pueden verse largas filas de personas que desde distintas partes de la metrópoli (a las que no les importa en algunas ocasiones tener que atravesar la ciudad entera para ser atendidos), acompañadas de sus mascotas, esperan poder ingresar al hospital veterinario localizado en la colonia Santa Cruz Meyehualco, justo a un costado del parque Cuitláhuac para que sus perros o gatos sean revisados, vacunados o esterilizados, todo ello de forma gratuita.

Sin embargo los servicios que el centro veterinario ofrece no son sólo esos, pues al ser un hospital animal, también cuenta con el equipo y personal necesario para realizar ultrasonidos, radiografías, estudios de laboratorio y hasta cirugías, todo lo anterior por tan solo una pequeña cuota de recuperación que, en la mayoría de los casos, representa menos del 50 por ciento del costo real de los servicios.

Debido a ello, es que rápidamente se ha vuelto a popular entre la ciudadanía que  no cuenta con los recursos necesarios para acceder a un veterinario particular.

Luz, quien por sí sola ha logrado rescatar a tres perros de la calle, comentó que el contar con un hospital veterinario abierto a la sociedad con precios al alcance de cualquiera, se ha convertido en el mejor aliado que tiene para continuar salvando a animales que se encuentran en situación de calle.

“Yo no tengo ninguna asociación de rescate animal ni mucho menos, simplemente trato de ayudar a los perros o gatos que me encuentro, pero esto, como te imaginarás, a la larga, cuando ya tienes 3 o 4 animalitos rescatados, se vuelve una tarea muy difícil pero sobre todo muy cara, por eso que exista el hospital veterinario me ha permitido tener un respiro y poder vacunar, esterilizar, pero sobre todo mantener sanos a los animales que rescato”, explicó.

LA COMPARACIÓN. El Hospital veterinario fue inaugurado en febrero del 2016, durante la administración del ahora senador Miguel Ángel Mancera, su construcción y equipamiento requirió de una inversión de alrededor de 60 millones de pesos.

Durante los años posteriores el servicio médico decayó notablemente pues en el sitio no se realizaba ningún tipo de cirugía, mucho menos se llevaban a cabo estudios clínicos de laboratorio, ultrasonidos ni radiografías, ya que el personal médico del sitio aseguraba que no se contaba con el material necesario para poder trabajar debidamente.

Tiempo después la Contraloría General capitalina  reveló que el hospital veterinario tuvo un desfalco de casi medio millón de pesos, motivo por el cual la falta de medicamentos y estudios médicos se hizo patente.

Según reportes de la administración pasada, en los primeros 11 meses de operar, el hospital atendió a un total de 30 mil 743 perros y cuatro mil 96 gatos. Sin embargo al pedir un informe de los últimos dos años al Hospital Veterinario se reportó que no existía registro alguno de las atenciones.

Gracias a las investigaciones se logró conocer que la farmacia del interior había obtenido la licitación de forma directa, por lo que al día de hoy permanece sin dar servicio, y  los medicamentos que el hospital receta deben ser adquiridos de forma externa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: